Celebramos la llegada del espí­ritu de renovación interna, alegría y paz. La espiral de luces es una imagen de nuestro viaje al alma y de vuelta al mundo otra vez.